Buscar
  • Raúl Rodríguez Cota

Utiliza el ‘agitador de escenas’ para darle vida a tu guión

Escribir una escena memorable depende muchos elementos: que los diálogos sean ingeniosos, que esté bien estructurada y que los acontecimientos realmente sean importantes para la historia, entre otras cosas.


Sin embargo, a pesar de cubrir todos estos aspectos, es posible que aún sientas que tu escena es muy plana, muy sosa o aburrida. Como si le hiciera falta un poco de… ¡vida!


En palabras de Gloria Trevi, es posible que tu escena sea como una ‘papa sin cátsup’. Cumple con todo lo básico, pero si tuviera un poco más de sazón estaría mucho mejor.


Es en estos momentos en los que podrías utilizar algo que el analista de guiones, Carson Reeves, ha llamado el ‘agitador de escenas’.


Éste es un elemento indispensable que hará que lo que estés escribiendo se sienta como algo nuevo y más llamativo; y que, además, es utilizado por algunos de los guionistas más destacados de la industria.


Así que veamos qué es exactamente esta herramienta y cómo puedes empezar a implementarla en tu historia.


Haz las cosas difíciles para tus personajes


Así es, algo que hará que tu audiencia esté todo el tiempo interesada en la historia es ver que tus personajes se topen con un obstáculo tras otro.


No deberías tener piedad de ellos, pues entre más baches se encuentren en el camino, más interesante será para nosotros ver cómo lidian con ellos.


El agitador de escenas te será de utilidad precisamente para esto: hacerles la vida difícil a tus protagonistas, aun en los momentos más simples.


Es decir que es un elemento que distrae a tu protagonista de su objetivo; y dicho elemento podría ser algo tan sencillo como una persona, el clima, el tiempo o muchas cosas más.


Pero, para ejemplificarlo mejor, analicemos la escena de una de mis películas favoritas, The Social Network.


Hay una escena en donde Eduardo Saverin tiene una discusión con Mark Zuckerberg por teléfono.


El guionista, Aaron Sorkin, podría haber hecho una escena sencilla en donde los dos socios tienen una discusión sobre negocios. Sin embargo, Sorkin agrega un agitador de escenas que hace la escena mucho más intensa y entretenida: la novia de Eduardo.


Como recordarás, esta chica era el vivo ejemplo de una psicópata celosa. Por eso, mientras Eduardo está teniendo una de las llamadas más importantes de su carrera, ella, por motivos de celos, le enciende fuego a una bufanda que Eduardo le había regalado.


Eduardo entra en pánico, pero no corta la llamada con Zuckerberg (es demasiado importante), por lo que continúa discutiendo con él mientras intenta sofocar las llamas.



¿A poco no es esto brillante? Lo que inicialmente sería una escena de dos personas hablando acaloradamente, se convirtió en algo mucho más intenso y gracioso; ¡y todo gracias a ese agitador de escenas!


Otro ejemplo un poco más sutil sería el que aparece en Notting Hill, y ocurre cuando el personaje de William (Hugh Grant) y Anna (Julia Roberts), se ven por primera vez.


Ellos comienzan a tener una conversación un poco trivial cuando, de repente, William nota en sus cámaras de vigilancias a un hombre robándose un libro escondiéndolo en sus pantalones.


Al ver esto, él interrumpe su conversación con Anna y va a enfrentar al ladrón.


Este agitador de escena hace que la historia se torne más emocionante, ya que, inconscientemente, el público se preguntará si Anna estará esperando a William cuando éste regrese.



Otro buen agitador de escenas es el tiempo, y nada mejor para explicar esto que con la película Rocky.


¿Recuerdas la primera cita que tuvieron él y Adrian? Ellos llegan a una pista de hielo, pero se encuentran con que está cerrada. Rocky entonces convence al encargado de que deje patinar a su pareja solamente por diez minutos, a lo que el hombre accede.


Lo siguiente que vemos es que Rocky y Adrian están en la pista, conversando y conociéndose, pero siendo interrumpidos todo el tiempo por el encargado, quien les grita cuánto tiempo les está quedando: “siete minutos”, “cinco minutos”, “dos minutos”, etcétera.


Aunque es una cosa súper sencilla, este agitador hace que la escena sea mucho más memorable y entretenida, a que si Rocky y Adrian hubieran ido a caminar al parque.



Recuerda que esta herramienta sirve para mejorar esas pequeñas escenas que podrían resultar demasiado planas o simplistas.


Por eso no deberías de usarlas en las secuencias más grandes de tu historia, ya que esas deberían ser capaces de sostener por sí mismas, sin necesidad de un elemento agitador.


Y tú, ¿qué otros agitadores de escenas has visto?

0 vistas
  • Facebook - Black Circle

©2019 by Cinetitlán

  • Facebook - Black Circle